¿Quieres una empresa más competitiva?

Ayudamos a aumentar el rendimiento de las organizaciones a través de estrategias de negocio y transformación digital centradas en el factor humano de clientes y empleados.

HUMAN CENTRIC

¿Por qué?

Porque nunca en la historia de la humanidad se han producido tantos cambios de tanto impacto en tan poco espacio de tiempo.

Las empresas deben reinventarse para ser capaces de adaptarse continuamente y mantenerse competitivas frente incertidumbre y la volatilidad.

¿Qué?

Consultoría de estrategia para aumentar la competitividad de las empresas españolas.

¿Cómo?

A través de la Estrategia de Negocio, Experiencia Cliente y Transformación Digital aplicados a la realidad de la empresa.

“Sólo la renovación puede mantener, el que se queda parado, se retrasa.”
E. J. Potgieter (1808-1875).

Un mundo VUCA.

El escenario actual ha sido definido como un entorno VUCA, por sus siglas en inglés:

Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad

Estas características no son algo pasajero, han llegado para quedarse y la volatilidad es una constante con la que deben contar las organizaciones al diseñar sus estrategias.

El cambio: ¿Amenaza u oportunidad?

Para algunos el cambio es miedo e incertidumbre, para otros oportunidades. Es una cuestión de sesgo cognitivo que acaba siendo trasladado a la empresa.

¿Sabías que un 86% de los clientes estaría dispuesto a pagar más por una experiencia mejorada?

¿Y que casualmente el 92% de las empresas del mundo líderes en digitalización ha enfocado sus esfuerzos en mejorar la experiencia con el cliente?

¿Y que 8 de cada 10 empresas afirman que la inversión en Transformación Digital ha mejorado notablemente su rentabilidad?

Mentalidad adaptativa vs reactiva.

La supervivencia de las empresas dependerá, al más puro estilo darwiniano, de su capacidad de adaptación. Esta capacidad no depende de la estructura y sistema actual de la organización, si no de la mentalidad de sus directivos.

Comparemos los datos de los últimos estudios:

Para las empresas que NO han acometido aún la Transformación Digital los obstáculos por orden de importancia son:

    1. La resistencia al cambio.

    2. Percepción de coste en lugar de inversión.

    3. Limitación técnica o falta de competencia.

Sin embargo las empresas que SÍ la han llevado a cabo, lo han hecho motivadas por:

    1. Aumento de ingresos.

    2. Aumento de rentabilidad.

    3. Mejora de la experiencia cliente.

    4. Reducción de costes.

La Transformación Digital no va de tecnología…

Si no en tecnología al servicio de las personas. La tecnología no es el fin, es el medio para aumentar la productividad, reducir costes, mejorar la forma en que nos relacionamos con los clientes y generar un equipo humano más comprometido y motivado.

Transformación Digital es la oportunidad de adoptar una cultura de empresa responsiva: capaz de adaptarse a los cambios del entorno de manera constante.

Este tipo de culturas de empresa se caracterizan por equipos de trabajo altamente productivos e involucrados y entornos de trabajo ágiles, colaborativos y transparentes.

El elemento humano en el centro.

El camino a la competitividad en un entorno de cambio e incertidumbre pasa por ser capaz de repensar la empresa partiendo siempre del cliente.

La misión de una empresa es aportar un valor para sus clientes, por tanto, más que pensar en nuestro producto/servicio o nuestros procesos, debemos partir de las necesidades y motivaciones de nuestro cliente para darle siempre el máximo valor.

El segundo pilar de máxima importancia es el equipo de trabajo, ya que son quienes van a producir este valor o se van a relacionar con el cliente. Es imprescindible que todo el equipo, desde el CEO al último empleado, esté comprometido en la cultura y objetivos de la empresa.

El mundo ha cambiado, si tú también ves una oportunidad, te acompañamos, tomemos un café.

 “Un optimista ve una oportunidad en cada calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad”. Wiston Churchil

¿Nos ponemos cara?