Experiencia cliente

De la economía de la experiencia a un mundo singular.

Compramos experiencias, no productos. Piénsalo, uno no va a Starbucks a por café o pide un Cabify para llegar a su destino solamente. Está comprando experiencias. Hay muchas opciones en el mercado para tomar café o para desplazarse por la ciudad. Sin embargo, en este caso, estamos escogiendo la alternativa cuya experiencia más nos satisface…

error

¿Te ha parecido interesante y quieres ayudarnos? ¡Compárte y suscríbete!